Inicio  ⭢  Cuaderno de viaje  ⭢  Praga y Karlovy Vary

Semana de docencia en Praga

Este mes he hecho una estancia en la Universidad Jan Amos Komenský (Praga) durante la cual he impartido dos conferencias sobre documentación audiovisual, una disciplina sobre la que aún existe poca bibliografía de ámbito internacional, y he visitado las instalaciones de Český rozhlas, la radio nacional checa.

Y ya que una de las charlas versaba sobre documentación cinematográfica, he aprovechado la ocasión para visitar Karlovy Vary, una ciudad balnearia usada como localización e inspiración en éxitos de taquilla como Casino Royale y El Gran Hotel Budapest. ¡Lo confieso: soy un set-jetter!

Praga

Casa Danzante

Praga

La capital checa es el plató más solicitado por la industria cinematográfica, en buena medida porque es una de las ciudades mejor conservadas de Europa. Sobrevivió a dos guerras mundiales sin sufrir la devastación de otras grandes ciudades del viejo continente. Ejemplo de ello son sus viejos puentes, uno de los grandes atractivos de Praga.

El aspecto antiguo de la capital checa es capaz de hacerle a uno retroceder a otros tiempos. La histórica y céntrica Plaza de la Ciudad Vieja, considerada como la más hermosa de Europa, es la más importante de las plazas históricas de Praga. La armónica belleza de los edificios que la rodean, pese a la variedad de estilos arquitectónicos, contribuye a crear la atmósfera mágica que caracteriza esta ciudad.

Especialmente icónica es la Casa Danzante (Tančící dům), un edificio deconstructivista de Nationale-Nederlanden. El diseño es una colaboración entre Frank Gehry y Vlado Milunić y en su momento fue polémico porque, para un sector de la población, la casa desentonaba entre los edificios barrocos, góticos y Art Nouveau que la rodean.

El conjunto arquitectónico del Castillo de Praga, muy unido a la historia de la capital checa, es uno de los más notables, suntuosos y emblemáticos vestigios del gran pasado histórico, cultural y social de la ciudad. Este complejo amurallado, visible desde buena parte de la ciudad, es una antigua ciudadela con calles, plazas, un palacio, un convento, una basílica y hasta una señora catedral que corona el conjunto: la catedral de San Vito.

Praga

Castillo de Praga

Praga

Puente de Carlos

Karlovy Vary

A 130 km de Praga se encuentra Karlovy Vary, quizá la ciudad balnearia más famosa de Europa, todo un pueblo de postal. Es una ciudad de cuento encajada en un estrecho valle por el que discurre el río Tepla. Callejear por este decorado historicista, cuajado de arcadas, columnatas y edificios barrocos, art nouveau y neoclásicos, revela detalles sorprendentes del pastiche arquitectónico que es esta localidad bohemia, destino popular desde el siglo XIX gracias a sus numerosas fuentes de aguas termales.

De la ciudad y las montañas se puede contemplar una panorámica sensacional en Rozhledna Diana, una torre vigía construida en 1914 en la cima de una colina. Aunque se puede subir en un funicular antiguo, si hay fuerzas suficientes merece la pena hacer la ruta por el bosque, verde y frondoso; el sendero está bien señalizado.

Karlovy Vary

Karlovy Vary

Ver más fotos

Contenido destacado