Viaje a Venecia

Mi reciente correría por Croacia, Montenegro y Eslovenia ha sido un buen pretexto para ampliar la experiencia adriática y visitar también Venecia, un destino de un encanto desbordante cuya popularidad no impide asimilar su increíble belleza.

Esta ciudad construida sobre un archipiélago es un lugar único y fascinante que invita a perderse, literalmente, por su enmarañado entramado de canales, callejones, puentes, escaleras y pasadizos. ¡Es fácil perderse en este laberinto acuático si no se presta atención!

Lugares como el Gran Canal, la grandiosa vía de agua conocida también como «la calle más bella del mundo», es el lugar perfecto para absorber la majestuosidad de la ciudad de las góndolas.

Burano y Murano son dos bonitas islas de la laguna veneciana que merece la pena visitar sin prisas.

Burano es famosa por sus casas de colores, y sobre el origen de ese colorido hay varias teorías, pero si hay algo cierto es que los vecinos están obligados a pintar las fachadas cada poco tiempo y mantenerlas relucientes para el deleite de quienes visitamos esta bonita isla. Esta isla, por cierto, no solo destaca por sus llamativas fachadas; es también famosa por la producción de encaje de hilo.

Murano, por su parte, es famosa por las fabricas de vidrio, pero su verdadero encanto, para mí, está en la atmósfera serena y típicamente mediterránea que se respira.

Venecia Venecia Venecia

Contenido destacado