Jorge Franganillo

Profesor e investigador
Facultad de Biblioteconomía y Documentación
Universidad de Barcelona

Buscar

Español      Català      English

El blog como parcela de libertad en la prisión

Taller de dinamización cultural
Lola Burgos, Jorge Franganillo, Aída García y Cristina Tomàs
Centro Penitenciario de Jóvenes de Barcelona
2006−2008

Las sociedades modernas, caracterizadas como sociedades de la información, están experimentando grandes cambios en lo cultural, lo socioeconómico y lo tecnológico. En un escenario tan variable, el acceso a la información y a las nuevas tecnologías se convierte en una exigencia decisiva, especialmente para las personas del entorno penitenciario: quien viva retenido en prisión durante un periodo largo tendrá dificultades para reincorporarse a la sociedad y comprender los cambios acontecidos en el ámbito tecnológico, salvo que haya tenido la oportunidad de experimentarlos y asimilarlos durante su reclusión.

Sin esta oportunidad, la prisión se convierte en una realidad fosilizada, una situación de parálisis que no se corresponde con las condiciones de la futura vida en libertad y que, en consecuencia, impediría alcanzar el objetivo del sistema penitenciario: la rehabilitación social y laboral de los internos. Por lo tanto, la política penitenciaria debería incluir una continuidad pedagógica que favorezca la reinserción del interno en la sociedad, y es aquí donde la biblioteca del centro puede tener máxima trascendencia.

Internet y la biblioteca penitenciaria

Los reclusos tienen en Internet y en la biblioteca dos instrumentos válidos para su promoción cultural y su desarrollo personal, porque les pueden mejorar las condiciones con que afrontarán su normalización social. La misión de la biblioteca, aunque limitada por la condición de biblioteca de un centro penitenciario, puede extenderse virtualmente hasta el infinito; a través de Internet y la posibilidad de tener presencia en la red —y, sobre todo, voz y diálogo— más allá de los límites obligados de la prisión, los reclusos pueden encontrar un espacio de expresión libre y creativa, universal y con igualdad de derechos, capaz de enriquecerlos personalmente y capaz de enriquecer el entorno carcelario. El contacto con la red puede alejar el peligro de aislamiento que hace de la prisión el único entorno vital del recluso durante mucho tiempo, y garantiza un derecho al interno a la vez que mejora su situación. Pero la realidad parece ser otra: Internet debe reclamar más espacio en la cárcel para no quedar reducida a una insignificancia.

El objetivo más genérico de la reclusión es proveer las herramientas educativas y rehabilitadoras necesarias para facilitar a los internos el reingreso en la sociedad. En este sentido, la biblioteca es una institución que puede actuar eficazmente, como marco y como herramienta, para ayudarlos en la propia superación personal. Pero la experiencia documentada y la experiencia personal enseñan que los reclusos presentan dificultades importantes, pero no insalvables, para acceder a lo que representa una biblioteca en general, e Internet en particular. Son dificultades que se basan en deficiencias bastante arraigadas en cuanto a la escolarización básica, dificultades a causa de desigualdades culturales, en especial de idioma y de prejuicios sociales, dificultades a causa de los códigos que de algún modo rigen la vida de las personas con riesgo de exclusión social.

ManosEstantería con librosOrdenador
(fotografía: Jane Vlasova)

Apuntes de una experiencia

De 2006 a 2008 se llevó a cabo en el Centro Penitenciario de Jóvenes de Barcelona un taller de dinamización cultural destinado a impulsar el contacto de los reclusos con Internet. Se trataba de aprender a difundir el propio pensamiento y a intercambiar ideas con personas del exterior por medio de blogs, diarios interactivos donde cualquiera puede hacer público lo que piensa. El blog es un utensilio que aleja al interno del estereotipo de delincuente; en el blog, el interno es una persona como cualquier otra, con la voluntad de compartir aficiones o inquietudes en un espacio de escritura individual o en colaboración. Además, la dinámica de los blogs y la actitud de búsqueda de información ayudan a los reclusos a convertirse en columnistas, aumentan su interés en el aprendizaje, abren caminos efectivos de participación, y proporcionan nuevas perspectivas dentro y fuera de la cárcel.

Este taller se diseñó en relación con el cumplimiento de un derecho cultural básico, de acuerdo con los principios del Manifiesto de la UNESCO sobre la biblioteca pública y el Manifiesto de la IFLA sobre Internet. Enmarcado de este modo, la actividad se manifiesta a favor de eliminar las barreras que frenan la circulación de información, en especial las que fomentan la desigualdad, la pobreza, y la exclusión social y tecnológica. Se ampara en el derecho universal a la libertad de expresión y en el derecho a la búsqueda de información e ideas a través de cualquier medio. Se fundamenta en la Constitución Española y en la actual legislación penitenciaria, que considera la prisión como un instrumento rehabilitador, y no meramente punitivo. Y se beneficia de la política penitenciaria catalana, que contempla Internet como una nueva herramienta para la educación y la rehabilitación de los internos.

La experiencia ha sido útil y enriquecedora, y ojalá contribuya a mejorar la función de las bibliotecas de los centros penitenciarios como núcleos capaces de favorecer el desarrollo de personas que no gozan de libertad. Ha sido posible gracias al compromiso de Lola Burgos, bibliotecaria del Centro Penitenciario de Jóvenes de Barcelona, y Aída García, dinamizadora de la Xarxa Òmnia, conductoras del proyecto y piezas clave en su evolución. Y gracias también al conjunto de personas que, anónimas, contribuyen al hecho de que un grupo de jóvenes sean hoy más libres, aunque continúen privados de libertad.

Blogueros

Carlos. JASP.

Daniel. Nuestros libros.

Daniel. Mucho humor.

Daniel. Mis segundas partes sí fueron buenas.

Domingo. Limón naranja.

Domingo. Mundo de colores.

José Luis. Cultura y arte.

José Luis. Memorias cautivas.

Juanjo. Sin mente, pero con ganas.

Michael y Álex. Amigos tras las rejas.

Pablo y Aaron. Los confinados.

Yoskairo. Dominicanízate.

Premios

  • Premio IGC Ciudad del Conocimiento 2007
  • Premio del Consejo Municipal de Bienestar Social a los Medios de Comunicación 2007

Documentos relacionados

Lola Burgos, Aída García, Cristina Tomàs. «El blog desde la prisión: un instrumento de inclusión social». Educación y biblioteca, año 19, núm. 158, 2007, p. 102-109. PDF

Jorge Franganillo, Lola Burgos. «Blocs a la biblioteca penitenciària: un taller de dinamització cultural». Item: revista de biblioteconomia i documentació, núm. 45, enero-marzo de 2007, p. 87-104. PDF Resumen

Resumen. Un taller de promoción cultural, iniciado en el Centro Penitenciario de Jóvenes de Barcelona en 2006, anima a un grupo de reclusos a crear y publicar blogs. Los objetivos han sido promover la educación de los internos y mejorar su nivel de información, animarlos a leer y escribir más, despertar o potenciar las propias habilidades tecnológicas, y ampliar el contacto que tienen con el mundo exterior.

Jorge Franganillo, Lola Burgos, Aída García, Cristina Tomàs. «Alfabetización digital en la prisión: una experiencia con jóvenes internos». Congreso Internacional de Alfabetización Tecnológica (2º: noviembre-diciembre de 2006: Badajoz). En: Actas del II Congreso Internacional de Alfabetización Tecnológica: superando la brecha digital. Badajoz: Fundación Ciudadanía; AUPEX; Consorcio Identic, 2008, p. 102-118. Comunicación. PDF Resumen

Resumen. A través de una actividad de dinamización cultural que anima a un grupo de reclusos a crear y publicar blogs, se argumenta que Internet dentro de la cárcel es un derecho exigible que puede favorecer la integración social y laboral de los reclusos. Y las bibliotecas penitenciarias son un agente de apoyo al desarrollo intelectual, social y cultural de los internos, que puede ayudarlos en el camino de la superación personal.

En los medios

Georgina Cisquella, Marta Rodríguez (dir.). «A un clic del mundo... y tan lejos de él» [vídeo]. Cámara Abierta 2.0. Televisión Española, TVE-2, 2 de julio de 2008. Vídeo

Raquel del Río. «Diario desde la cárcel». El Periódico, 11 de noviembre de 2007, p. 36-37.

Mercè Molist. «Bloggers desde la cárcel: la Trinitat emplea el blog como instrumento de inclusión social del preso». El País, suplemento tecnológico Ciberpaís, 10 de mayo de 2007, p. 1 y 3.

Miguel Ángel Criado. «El blog de la cárcel». El Mundo, 28 de abril de 2007.

Lola Burgos, Aída García. Entrevista [radio]. La Malla. COMRàdio, 25 de abril de 2007. Sonido

Europa Press. «“Bloggers desde la prisión” recibe el premio Ciudad del Conocimiento 2007». La Vanguardia, 22 de abril de 2007.

Jordi Aguilera, Antonio Novella. «Bloggers des de la presó» [vídeo]. Telenotícies Migdia. Televisió de Catalunya, TV3, 18 de abril de 2007. Vídeo

Adriano Morán. «Blogs desde la prisión, parcelas de libertad detrás de las rejas». Informativos Telecinco, 24 de febrero de 2007.

Lola Burgos, Aída García, Cristina Tomàs, con reclusos del Centro Penitenciario de Jóvenes de Barcelona. Entrevista [radio]. Siglo 21. Radio Nacional de España, Radio 3, 12 de febrero de 2007. Sonido

Daniel, Michael. Entrevista [radio]. El matí a quatre bandes. Radio Nacional de España, Ràdio 4, 31 de enero de 2007. Sonido

Lola Burgos, Aída García. Entrevista [radio]. Trestizaje. Radio Nacional de España, Radio 3, 13 de enero de 2007. Sonido

Olga Berrios. «Alfabetización digital en prisión: jóvenes internos se asoman a la libertad con sus blogs». CanalSolidario.org, 21 de diciembre de 2006.

Experiencias similares

Chicass10, blog del Centro Penitenciario de Teixeiro (La Coruña)

El blog de la cárcel, blog del Centro Penitenciario A Lama (Pontevedra)

Contenido destacado

Textos recientes

En los medios

Sígueme

Jorge Franganillo: publicacionesFlickr
Mendeley

Actualizado: diciembre de 2016